Translate

jueves, 19 de agosto de 2010

DÉJAME SER DE AGUA




Un prolongado pensamiento se asoció a mi memoria,
haciéndote presente sin cesar

Los latidos y ritmos de mi corazón se aceleran cuando te pienso
y dejan nubes de melancolía

En tanto que una lluvia intermitente trae eternos recuerdos
mudando mi sangre en vinagre

Déjame ser de agua
hoy que experimento la pobreza de tus besos y se oxidan mis pasiones

Confieso que algo parecido a una niebla húmeda
me difumina y tiene diálogos a solas con la noche
mientras conversan los ríos entre ellos para evitar los silencios

Ellos osados quieren que despierte dentro de mí
la sutileza de tus relegadas voces de amor
pero en este helado momento chocan con sus orígenes
y topan con el umbral oscuro perdiendo fortaleza

Mis venas son escarcha y mis huesos son de agua….

Yo que te amé
que amé hasta lo lujurioso ahora llora sin descanso mi boca
y demando que me permitas ser de nieve

Pero antes abriré la jaula al pequeño ruiseñor para que vuele en libertad

Después me convertiré en sal
y observare tanto mal que aqueja al mundo


Stella

Del poemario Desnuda de Tiempo
Todos los derechos reservados