Translate

viernes, 28 de octubre de 2011

VENIAS CON EL AYER EN LA MIRADA



Venías con el ayer en la mirada
una risa inédita en tu boca
y unas tiernas manos para el abrazo
eras un hombre sin edad
pero con los sueños vírgenes
colgados de las pestañas
Traías amarrados los instantes del amor
Y el asombro en tus ojos porque yo …
aun guardo tu recuerdo
en los bolsillos traías el manuscrito amarillo de tus versos
Y en el alma el amor que hizo de ti un niño travieso
aprendiz de alfarero que modeló a su antojo mi barro
Ahora te pregunto
¿tomarías sin oírme el tren de regreso?
Hay una partida de ajedrez entre tu y yo
que no ha finalizado



Stella

Todos los derechos reservados
Del poemario de Ausencias y tierra

viernes, 21 de octubre de 2011

UN VERSO EN LA MOCHILA



Desde el profundo silencio, yo también me pregunto
si algún día, lograremos tocar la tierra y acariciarla
con nuestras manos.

Estas pausas de mutismo constante que me habitan,
vagan sin piedad mi alma edificando huecos de dolor
rompiendo mis sueños.

La mudez omnipresente de los recuerdos
ha secuestrado la magia de tus versos
y la corriente fluida del amor nacido.

La enérgica corriente de ese amor
hoy lleva en sus aguas colores negros.

Tu verso y mi verso, tu sueño y mi sueño, esperan
pacientes en la mochila un resquicio de luz
para vivir de nuevo


stella



TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
DEL POEMARIO DE AUSENCIAS Y TIERRA

martes, 11 de octubre de 2011

¿OYES?




¿Oyes acaso el sonido de mi canto?
Escucha….
es como un alegre trinar de pájaros,
una mordaza de caricia,
un vestido de esperanza,
en cada madrugada.
Me iniciaste…
a tañer aleluya.
a vestir al sol con caricias al alba,
quizás este canto encierre un ruego amor…
no quiero que se apague tu risa
asesinando amaneceres con palabras amputadas.
Deja un espacio a este linaje de ilusiones,
a ese paraguas que recoge quimeras,
escucha y protege
este canto que llora nostalgias.




Stella
Todos los derechos reservados
Del poemario de AUSENCIAS Y TIERRA

miércoles, 5 de octubre de 2011

NO SE SI SABRÁS



No se si sabrás que caminan
con frió los gatos por mi tejado
bajo el brillo de la luna
y sacan uñas para no caer
Tampoco debes saber
que me tomaste por sorpresa
al decir adiós desde los silencios
convirtiendo el crepúsculo en larga noche
y esa herida que piensas es imaginaria,
sangra continuamente
quemando mi carne
Los gatos han debido congelarse
igual que mis sentimientos
porque ya no te buscan en la almohada
ni dejan caricias para ti escondidas en los dobleces de las sabanas
El aire no lleva tus gemidos
y mis besos se han quedado sellados en el cristal del espejo
en el que te reflejabas
quisiera que me prestaras
la frialdad de tu alma
para no permitir que entres
el día que regreses

Stella

Todos los derechos rreservados
del poemario de ausencias y tierra